Entrada destacada
Periferia o muerte

Prólogo de la novela Periferia o muerte de Luis Lucena Canales (próxima publicación)

Periferia o muerte narra la etapa final del viaje al infierno de un exmilitante antifranquista, extoxicómano, expoeta adicto a la ficción al que conocí personalmente cuando trabajaba como educador de calle para el Ayuntamiento de Madrid en la década de los 90.

Transcribo tal y como llegaron a mí su diario y sus cartas, si bien, en el intento de hacer inteligible su historia, me he visto obligado a hacer algunos añadidos y correcciones. También he cambiado los nombres de los personajes para que nadie pueda reconocerse ni reconocer a otros.

Tanto el diario como las cartas me fueron cedidas por Luis de Fimia, el educador que se encargó de su rehabilitación, lamentablemente fallecido en 1994. Mi compañero intentó publicar el diario de Arturo de Alba-Uribe en 1993, pero no encontró editorial. Unos días antes de morir, me confió el original, la introducción y el epílogo titulado Últimas cartas desde la cárcel, que había escrito para la ocasión.

He guardado en un cajón los escritos que Luis de Fimia me entregó, por el escaso interés que observaba en la sociedad española sobre los trágicos efectos que tuvo en algunos luchadores antifranquistas la llamada transición política a la democracia. Al observar que este interés había cambiado en los últimos años, en 2012 intenté encontrar editor, al no conseguirlo me decidí a autopublicarla en versión digital, con una licencia libre. Esta que ofrezco ahora es la versión final, corregida y aumentada con algunos textos que en aquella no incluí.

El diario que aquí se publica no es una crónica de aquellos años, sino relato íntimo, desde la periferia, de uno de sus protagonistas, que podría afirmar con su compañero de generación Xaime Noguerol:

infinitamente extranjeros
irrevocablemente inadaptados
se perdieron por los anillos brumosos de sus mentes
mi generación tiene calcinados los ojos de tanto gemir
le empujaron una alambrada por los párpados
y alguien introdujo horizontes postizos
mi generación anda dando bandazos

dando bandazos
con los ojos de no entender
y Bob Dylan tiene un erizo en la garganta

(Xaime Noguerol. Irrevocablemente inadaptados: crónica de una generación crucificada. Cinta de Moebius. Madrid. 1978.)

Mas, dejemos que sea su propio protagonista quien nos presente su historia:

‹‹No podría decirse que un viaje al submundo de la mala vida sea precisamente agradable. No pidáis pues que su descripción lo sea. Determinados individuos somos propensos a caminar por el filo del abismo. O, si lo prefieren ustedes, nos gusta traspasar el umbral que para otros es tan solo un juego literario (qué pasaría si) y vivir a muerte los ejercicios de estilo de los profesionales (atreverse a decir lo que no se debe, lo que no se siente) y a vivir lo que se piensa y a violar la cuarta pared, los tabúes que marcan lo que está mal y está bien (tanto en lo moral como en lo técnico), a considerar todo parecido con la realidad como mera conveniencia (¿imago mundi deformada en los espejos del Callejón del Gato?) y dejarse llevar al otro lado… o sea, ficcionar arrasándonos la piel con las esquinas y reconstruir la Torre de Babel en contra de ismos, santones y academias a partir de lo que hay, aunque sea, como en las calles de mi barrio, basura, pura y dura inmundicia y corrupción como la que comenzó a expandirse por nuestra sociedad precisamente en aquellos años en que escribí este diario. ‹‹Quizá, en esta línea de errores sobre errores se descubra algo nuevo… ‹‹…y haya paz, que este libro no pretende ofender a nadie. Acepto las héticas condiciones éticas convencionales, las condiciones de uso y abuso, aunque sea legales, al fin y al cabo, escribo según las normas establecidas››.

Luis Lucena Canales Madrid, diciembre de 2017

Anuncios

Periferia o muerte ya puede adquirirse en Amazon

Periferia o muerte

ver en Amazon

Periferia o muerte ya puede adquirirse en Amazon. Si sientes aversión a esta superlibrería online, ponte en contacto conmigo.

He actualizado la descripción en la página de Amazon, me la he currado con HTML para que quede presentable, con sus espacios, títulos y negritas. De esto hace unos días. Los de Amazon aún no la han publicado, así que perdón por el galimatías de la actual descripción.

La nueva quedará así:

Periferia o muerte no es una novela más. He trabajado en ella durante 20 años. Trato de dar respuestas a preguntas que seguimos haciéndonos mucha gente de mi generación sobre la transición política a la democracia. Doy voz a los que dejaron en la cuneta, artistas y poetas malditos que se unieron a la gente de la mala vida, reflexiono sobre lo que, de aquella historia, aún nos afecta…

Comentario del autor en su blog

__________________

Periferia o muerte narra la etapa final del viaje al infierno de un exmilitante antifranquista, extoxicómano, expoeta adicto a la ficción al que conocí personalmente cuando trabajaba como educador de calle para el Ayuntamiento de Madrid en la década de los 90.

El diario que aquí se publica no es una crónica de aquellos años, sino relato íntimo, desde la periferia, de uno de sus protagonistas, que podría afirmar con su compañero de generación Xaime Noguerol:

infinitamente extranjeros
irrevocablemente inadaptados

El diario de Arturo Alba-Uribe se encuadraría en lo que Enrique Vila-Matas ha llamado literatura del no:

la más perturbadora y atractiva tendencia de las literaturas contemporáneas: una tendencia en la que se encuentra el único camino que queda abierto a la auténtica creación literaria (…) Sólo de la pulsión negativa, sólo del laberinto del No puede surgir la escritura por venir.

Literatura del no o literatura para dejar la literatura que, según el autor de nuestro diario, inicia el poeta francés Arthur Rimbaud.

del Prólogo de Luis Lucena Canales

__________________

“Somos la generación que vivió en propia carne el final de las utopías y eso deja una huella: somos reses marcadas a fuego por esa historia apenas contada.”
Arturo Alba-Uribe

Conocí a Arturo Alba-Uribe una noche en la que me encontraba tomando unas copas con unos amigos en un pub de Vallecas. Se aproximó al grupo, nos pidió una monedas. Luego, se me acercó y empezó a contarme de manera muy atropellada la historia de su vida. Le escuchaba absorto. Su historia, pero, sobre todo él, me parecían fascinantes. Muchas de las cosas que dijo entonces no las entendí completamente hasta leer sus escritos. Me estaba contando que no recordaba algunos periodos de su vida, y que por eso estaba escribiendo un diario, cuando cayó desplomado al suelo.

Al día siguiente preguntó por mí en la sección de servicios sociales de la junta de distrito. Le hice la entrevista protocolaria. Más tarde, en la reunión de coordinación decidimos que fuera a un piso de acogida, si se confirmaba que no estaba consumiendo drogas. Para acceder a un piso de acogida era necesario esperar al menos un par de meses. Así que decidí hablar con un voluntario por si le parecía bien alojarlo en su casa hasta entonces. Vicente, que había colaborado otras veces con nosotros en casos parecidos, aceptó.

El 15 de marzo de 1993 encontré en mi buzón un sobre con escritos de Arturo. Era su diario. Arturo Alba-Uribe fue detenido, una semana después, acusado de asesinato.

de la Introducción del educador Luis de Fimia

Periferia o muerte

ver en Amazon

Acabo de recibir el ejemplar de prueba de mi novela “Periferia o muerte”

Acabo de recibir el ejemplar de prueba de mi novela Periferia o muerte. Todo perfecto. Dentro de unos días podrá adquirirse en Amazon. Pronto recibiréis una invitación a la presentación online, comenzaré a subir textos y comentarios. Espero vuestras sugerencias.

Un saludo.

Luis Lucena Canales

Periferia o muerte

Ya queda nada para la publicación de Periferia o muerte. Diario de un maldito de Luis Lucena Canales

Periferia o muerte narra la etapa final del viaje al infierno de un exmilitante antifranquista, extoxicómano, expoeta adicto a la ficción al que conocí personalmente cuando trabajaba como educador de calle para el Ayuntamiento de Madrid en la década de los 90. (…) El diario que aquí se publica no es una crónica de aquellos años, sino relato íntimo, desde la periferia, de uno de sus protagonistas, que podría afirmar con su compañero de generación Xaime Noguerol:

“infinitamente extranjeros
irrevocablemente inadaptados”

El diario de Arturo Alba-Uribe se encuadraría en lo que Enrique Vila-Matas ha llamado “literatura del no”:

“la más perturbadora y atractiva tendencia de las literaturas contemporáneas: una tendencia en la que se encuentra el único camino que queda abierto a la auténtica creación literaria (…) Solo de la pulsión negativa, sólo del laberinto del No puede surgir la escritura por venir.”

Literatura del no o literatura para dejar la literatura, que según el autor de nuestro diario inicia el poeta francés Arthur Rimbaud.

Una novela no es solo información

Leo por ahí: “Una novela no es más que un caudal de información.” Punto de vista de la literatura entendida como producto de consumo, que inevitablemente produce obras débiles, triviales. Hay muchas clases de novela, pero la literatura no es periodismo. Muchas escuelas de escritura enseñan a redactar (el cuerpo de la literatura), pero dejan a un lado el espíritu del creador. Dicen que eso no puede enseñarse, y tienen razón: aunque sí se puede aprender a discernir, a descubrirlo en uno mismo.
Diríamos, más bien: una novela es también un canal de información. La infraestructura de una novela no es la información, sino la emoción, el sentimiento, el conocimiento del mundo y el autodescubrimiento que produce en el lector. El contenido, aunque se apoye en las palabras, se encuentra más allá del significado evidente y convencional de las palabras, por eso, más que informar, forma.
Que la novela es un caudal de informacion solo es válido para los que leen para no aburrirse, pero este tipo de lector no debería interesar al escritor, a no ser que quiera convertirse en un mero amenizador de hastiados en una tarde de domingo.

Publicada en Guía del escritor.

Literatura en la Red

computer-1231889_1920

Hoy se está haciendo buena literatura en las redes sociales, en las páginas web y blogs, en ciertos foros… me refiero a literatura in situ, de autores que utilizan internet como medio y no solo para promocionar sus libros. Se han roto fronteras y el territorio de la escritura se ha abierto, ya no pertenece solo a los profesionales. Hoy cualquiera puede escribir y autopublicar sus libros sin apenas conocimientos especializados. Esto tiene sus riesgos, el lenguaje se degrada porque todo vale: un libro es un montón de palabras seguidas, de páginas escritas… pero un buen libro es mucho más que eso. Es difícil definir qué es un buen libro (o texto), pero no qué es uno malo.

Un buen texto es aquel que dice exactamente lo que su autor quiere decir; un mal texto, solo se aproxima.

Un buen libro no lo hace una buena historia. Qué puede gustar de una historia que ya conocemos sino la manera de contarla. Por eso, no las buenas historias sino las historias bien contadas no mueren nunca.

Un mal libro puede partir de una buena idea, puede tener una buena intención de base, un buen argumento, pero a un libro lo hace la expresión, el lenguaje, el cómo no el qué. No se escribe un libro con ideas sino con palabras, por tanto, lo que necesita el escritor no son buenas ideas sino palabras claras, bien dichas, bien ensambladas, palabras que digan con precisión lo que ve, lo que siente, lo que piensa. Sin embargo, leo textos que son solo intenciones, proyectos.

En un buen texto cada palabra, cada frase, tiene un valor en sí misma, es intencionada. Un buen escritor no escribe en función de ninguna utilidad comunicativa, ni estética, ni expresiva, sino que se entrega al arte de decir lo que tiene que decir en el instante mismo de la escritura.

Hay buenos libros que, aunque aburridos, son sabios, interesantes, sabrosos. Un buen texto es un placer para el que sepa saborearlo, aunque esté poco o demasiado condimentado. Un mal texto puede estar muy bien presentado, pero si su sabor es vulgar o insulso, si no aporta nada nuevo o solo entretenimiento a los que no piden demasiado, solo placerá a esos paladares groseros que solo buscan nuevas sensaciones y no alimentarse.

Publicado en Guía del escritor

 

¿Quieres colaborar?

Puedes enviarnos tus textos para que los publiquemos en Guía del escritor.

Normas de publicación:

1. el original tendrá un máximo de 2000 caracteres (con espacios).
2. el consejo de redacción de Guía del escritor se reserva el derecho de publicación.
3. en caso de considerarlo necesario Guía del escritor se pondrá en contacto con el autor sugiriéndole iniciar un proceso de corrección creativa del texto.
3. el autor no cede derechos a Guía del escritor y puede en cualquier momento solicitar que su texto sea retirado de nuestra web.

Más información en Guía del escritor