Archivos Mensuales: julio 2012

Noche de insomnio

 

Muchedumbres sonámbulas

vagan sobre balsas de bites

de isla en isla

de pueblo en pueblo

por eléctricas autopistas.

 

Qué busca esa gente

(los que saben, los que son)

por qué dicen que no vemos lo que está delante de los ojos

(qué son, qué saben)

tan cierto como que la mariposa negra se posará en tu hombro

y en el mío.

 

Sueños nube simulan ángeles

(no están, ni son)

y desde la luz parpadeante de los monitores los poetas caídos

(dónde están, qué son)

se derraman por los plásticos teclados

desbaratando protocolos,

descabalando podios,

destruyendo púlpitos de antaño…

 (y tú buscando como un tonto

por los anaqueles dormidos

los papeles de tu identidad perdida

en esta noche de insomnio).

Anuncios

Por qué he participado en la fiesta reivindicativa por la Reapertura de la Biblioteca de las Palomas

1. Porque creo en los palomares a cielo abierto.

Los vecinos están haciendo historia, creo que esta defensa de la biblioteca, esta lucha por seguir contando con sus servicios, pasará a los manuales de nuestra especialidad. Es de las primeras veces que en España vemos un fenómeno parecido. De hecho han roto el marco provincial con sus movilizaciones pues la mayoría de los medios nacionales han tratado de una manera u otra el cierre de la biblioteca y la lucha vecinal.

Otro hecho que sin duda llama la atención es la prepotencia que está mostrando el Ayuntamiento: teniendo en cuenta que se justificó el cierre para ceder el edificio a un grupo de coros y danzas, y que pasado un año el local sigue cerrado y sin ningún uso; y teniendo también presente que la apertura de la biblioteca Francisco Ayala no justifica el cierre de las Palomas, pues el Zaidin cuenta con suficiente población como para tener dos bibliotecas; la cerrazón al diálogo por parte del Ayuntamiento no deja de sorprender. Luis García Montero, Miguel Ríos, Muñoz Molina, Andrés Neuman, Juan Mata… lo más granado de la cultura en Granada ha pedido la reapertura de la biblioteca. Sin olvidar las diez mil firmas que recogieron los vecinos con esta petición. Pero a pesar de todo este apoyo el Ayuntamiento no muestra la más mínima sensibilidad.

http://www.granadahoy.com/article/opinion/1301304/mejor/juntos.html

2. Porque creo en el arrullo de las palomas.

Su lucha por recuperar los libros para la zona más humilde del barrio sigue viva un año después y ha sentado un precedente sin parangón en el país en defensa de las bibliotecas públicas.

http://granadaimedia.com/un-ano-de-lucha-por-las-palomas/

3. Porque creo en el vuelo de las palomas libres.

Sin embargo el ayuntamiento de Granada prefiere gastarse el presupuesto en mazacotes de más de tres mil kilos de bronce y piedra, modelados por las manos del maestro (¿a cuánto está el kilo de bronce modelado por un escultor como Juan Antonio Corredor?)

http://www.ideal.es/granada/v/20120708/granada/quejio-piedra-bronce-20120708.html

Sin embargo, el ayuntamiento prefiere gastarse el dinero en actividades para unos pocos que promocionar la cultura popular y participativa como: 1.453.378 euros en la Orquesta Ciudad de Granada o 475.000 euros en el Festival Internacional de Música y Danza o subvencionar con 75.000 euros a las cofradías de Semana Santa o 800.000 euros en la difusión de actividades a través de la TG7.

¿Para cuantas bibliotecas populares dan esos cuantos euros? me pregunto.

4. Porque la Biblioteca de las Palomas ofrecía

un importante servicio al barrio del Zaidín y a sus centros educativos

Durante el curso escolar 1990-91 nace el Programa de Animación a la Lectura, fruto de la colaboración de algunas maestras y colegios con la Biblioteca, la participación del alumnado y  Educación de Adultos/as en actividades de fomento a la lectura En este programa han participado todos los colegios del Zaidín llegando a realizarse 300 sesiones al año con un total de próximos 5.200 asistentes.

http://nocierrebibliotecadelzaidin.blogspot.com.es/p/manifiesto-adhesiones.html

5. Porque creo en una cultura libre, popular y participativa más que en una cultura de cultos, en una cultura de élites.

fotografías de http://granadaimedia.com/

Más Información en

http://nocierrebibliotecadelzaidin.blogspot.com.es/p/manifiesto-adhesiones.html

http://granadaimedia.com/panes-libros-poemas-biblioteca-palomas-zaidin/

http://www.europapress.es/andalucia/cultura-00621/noticia-zaidin-pide-sabado-reabra-biblioteca-palomas-musica-teatro-poesia-20120706180810.html

http://www.ideal.es/granada/v/20120706/opinion/plaza-palomas-20120706.html

http://www.granadadigital.com/el-zaidin-pide-que-se-reabra-la-biblioteca-de-las-palomas-con-musica-teatro-y-poesia-216770/

http://www.granadahoy.com/article/granada/1302007/ano/reconstruyendo/las/palomas.html#.T_kfXA-7pOg.facebook

http://www.ideal.es/granada/v/20120708/granada/zaidin-reivindica-biblioteca-20120708.html

Reflexiones al hilo de los usos ideológicos y el efecto de universalidad en las redes sociales

Artículo publicado en Paralelo36, de Francisco Garrido Peña

REFLEXIONES:

Facebook, las redes sociales, la web 2.0 no son medios de comunicación (como se indica), sino que son espacios dentro de un ciberespacio o espacio virtual, que como todo espacio puede ser ordenado de muchas maneras, pero al que no se le puede negar ser más participativo que muchos otros (virtuales o no). Cuando entramos en un espacio ordenado por otros (todos menos nuestra casa o nuestro discurso dimanante de nuestra particular concepción del mundo), como por ejemplo, un bar, una tienda, un aula de la universidad, un teatro… no tenemos más remedio que aceptar (o no aceptar, pero al menos admitir) como está estructurado. Facebook y la web participativa podría estar estructurada de otra manera, pero es innegable que nadie nos impide crear otros espacios dentro de este espacio común, nadie puede negar que se admite un alto grado de participación en él, nadie puede negar que frente a los medios unidireccionales de información/deformación de masas es un medio donde puede darse una cultura participativa.

Llevo mucho tiempo queriendo hacérselo ver a ciertas ONGs ancladas en formas del pasado (correo electrónico, web estática no participativa, campañas de activismo dirigido y de captación) y sólo obtengo evasivas que me hacen sospechar que la cultura participativa no interesa demasiado a los acostumbrados a una participación dirigida y basada en rangos de poder establecidos, del tipo “yo sé y tú me sigues, yo vanguardia de las masas, yo maestro, tú aprendiz”. Esta dinámica se ha roto con la Red participativa, aunque les pese a los líderes de las viejas organizaciones e instituciones.

Si alguien piensa que la Red es la Realidad es su problema, no el problema de la Red. Si alguien no hace crítica reflexiva en la Red será porque ni la hace en su vida cotidiana, ni en su trabajo, ni en su casa. Si alguien no organiza sus enlaces y contactos de manera que tenga una visión global o utiliza las redes para propagar bulos (de forma similar al boca a boca o radio macuto) es su problema. No son problemas de la Red. En la Red puede hacerse y se hace crítica reflexiva, como se hacen negocios, se imparten enseñanzas y se vende sexo. Como en la calle, como en la vida. La Red es lo que somos y si algo hay que cambiar son las conexiones de nuestras redes neuronales.

Yo no veo ilusión de universalidad en la Red, sino fragmentación, ecos de ecos, reflejos de reflejos ad infinitum, pero eso es lo que somos. No creo que aquí el capitalismo (cognitivo o no) tenga algo que ver. Todo sistema ideológico utilizará siempre los medios a su alcance para su mantenimiento y propagación, pero de lo que aquí se trata es de que las redes sociales, Internet, etc.  no son, estructuralmente ni en sí mismos, medios capitalistas. Su utilización ideológica se lleva a cabo tanto por unos como por sus contrarios (véase más arriba ejemplo de las ONGs) y su fragmentación es reflejo de la sociedad y no al contrario. La usurpación del excedente de poder generado por el pueblo no es exclusivo de los capitalistas.

La fragmentación o ruptura de la unicidad del ego (y por consiguiente de la sociedad creada por ese ego) que se produce en la Ilustración y la modernidad es causa (o efecto o ambas a la vez) del abandono de los antiguos relatos de poder de las religiones institucionalizadas y da lugar al laicismo. Luego se vio que el laicismo también producía relatos de poder sólo que en lugar del Dios único crea un universo de espejos rotos que reflejan dioses y héroes minúsculos y un tanto ridículos comparados con los dioses y héroes antiguos.

A mi modo de ver, la nueva unidad implica un religamiento al margen de todas las instituciones (ya sea religiosas o psicológicas, culturales o cognitivas: también la ciencia tiene su dogma y hay mucho fanático del conocimiento científico) y para eso se necesitan nuevos espacios participativos.

Los ciberespacios están ahí y no son sino reflejo de nuestra estructura mental, cognitiva. De acuerdo que no son los espacios que precisa el ser humano unificado, completo, pero al menos (y esto es nuevo en la historia humana) permiten una acción sobre sí mismos. Cualquiera (sin estatus ni privilegios sociales) puede crear una red participativa en Internet, cosa que no se puede hacer, hoy por hoy, en la Universidad, por ejemplo.

Todas esas prácticas que denuncia el autor del artículo ya existían antes de que existiera Internet. La Red es un simple espejo de nuestra realidad, no ha creado nada nuevo, sino que se ha creado a sí misma como nuevo espacio para que, como todo espacio, sirva de receptáculo a lo que somos. No hay espacio neutral, sabemos, y todo espacio es manipulable. La cuestión es que, por ciertas circunstancias que están en la base de la creación de Internet, hoy por hoy es un espacio de libertad. Quizá de ahí su éxito.

En este espacio podemos hacer lo que queramos, podemos cambiarlo o no participar en él, podemos utilizarlo para vender nuestros productos o a nosotros mismos, para luchar por una causa, para divertirnos, para perder el tiempo… pero esto no es malo ni bueno en sí mismo. Lo perverso del ciberespacio es su aislamiento de la vida real, o cotidiana, su ensimismamiento. Sin embargo, en la medida en que sus herramientas sepan utilizarse como instrumentos de acción-organización-reflexión (como ya están haciendo algunos movimientos culturales, pedagógicos, políticos y sociales) son, potencialmente, un arma cargada de futuro.

Luis Lucena Canales, Granada, 2012

Share