Archivos Mensuales: noviembre 2012

Me estoy cansando ya (poema)

Me estoy cansando ya

de los sordos, de los ciegos,

de los tontos por propia voluntad.

De los irresistiblemente listos

estoy cansado.

Cansado de ser alguien

y clamar en un desierto,

harto de tanto admirador

del propio ombligo.

Estoy cansado ya

de las fronteras y del miedo.

Y cansado de muchas otras cosas

que ahora por listo ya me callo.

Al fin, me hago el tonto.

Ni cansado de vivir,

ni de vosotros.

Facebook censura la belleza

Facebook me ha hecho un test de reconocimiento de mis amigos al entrar. Motivo: había subido a mi muro una imagen supuestamente pornográfica que titulé: ES LA VIDA.
Al final del test, el siguiente mensaje:

Hemos eliminado contenido que publicaste

Hemos eliminado el siguiente contenido que publicaste o que administras porque incumple la Declaración de derechos y responsabilidades de Facebook:
publicación: es la vida.”

Luego me lleva a la declaración de las normas comunitarias, normas que yo no he votado, pero, en fin, tengo que reconocer que estoy en una red privada y acepto o no acepto.
La foto en cuestión es la que enlazo, pero que no publico, en este mi muro.
Quizá no pueda tampoco enlazar contenido y la censura me censure aún más.

Share

Muchos, o al menos algunos, de los que se manifiestan en contra de las diferencias de clase no están dispuestos a renunciar

Muchos, o al menos algunos, de los que se manifiestan en contra de las diferencias de clase no están dispuestos a renunciar a la diferencia de estatus, ni de rangos que otorgan privilegios sociales, institucionales, en función no de las obras sino de méritos subsidiarios. ¿Cómo vamos a creer que ellos son el futuro? Es futuro será de todos o no será.

No hay manera de casar el arte y el dinero… el dinero no es más que esa pura y definitiva mierda

” No hay manera de casar el arte y el dinero, pues si el arte, citando a Bergson, implica “un innato interés localizado especialmente en el sentido de la conciencia”, el dinero implica un innato interés localizado especialmente en el sentido más bajo del cuerpo. O sea que el dinero no es más que esa pura y definitiva mierda que sirve de baremo para valorar el arte y literatura de mi tiempo, y está es precisamente la causa de mi ruina.”

Arturo de Alba-Uribe en Periferia o muerte

Uno ya va estando harto de tanto revolucionario de boquilla o nadie es bueno sólo por criticar a los malos.

Dicho así, de manera tan cándida, puede dar a entender algo distinto de lo que en realidad significa. La comprensión es el comienzo del cambio. Pero el que sólo comprende los errores de los otros, persiste en los suyos. Es fácil criticar a otros, pero las exigencias de cambio si no comienzan por uno mismo son sólo palabras. No se puede ser revolucionario y tirano en su casa o falso con los amigos.

Ya puedes bajarte la novela Periferia o muerte

Periferia o muerte narra la etapa final de un viaje al infierno de un exmilitante antifranquista, extoxicómano, expoeta adicto a la ficción… Basada en su diario, escrito a principios de la década de los 90, y del que su autor dice:

“Este libro no es el resultado de ningún saber u oficio literario, este libro no es ningún ejercicio de ficción, este libro no sirve para distraerse o consumir un rato… este libro es la escoria recogida en el viaje al fondo de mi infierno y, por eso, este libro es un escupitajo al rostro de los santones convertidos en marcas comerciales, de los que vampirizan al creador negándoles el pan y el agua y que sólo ven un buen negocio en la literatura, al rostro de los que escriben para no aburrirse, o porque quieren triunfar o realizar sus sueños.

“Este libro es la conclusión de mi relación con la literatura de la que, con ésta declaración, formalmente me despido.

“Mi trabajo ha terminado.”

https://luislucenacanales.files.wordpress.com/2012/11/periferia-o-muerte_luis-lucena-canales_novela.pdf