No lo que se dice sino lo que nadie dice y todo el mundo sabe, eso es lo que importa.

Los que de alguna manera se benefician del hecho de no decirse algo nos quieren hacer creer que ese algo, por el hecho de no nombrarse, no existe; creando, así, el gran simulacro de la verdad que todos compartimos: el poder, el contrapoder… y todo lo que sabemos que no se dice. Si fuéramos capaces de vivir según lo que no se dice, de manera radical, definitiva, la revolución no sería solo una idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s