Archivo de la categoría: tweet y medio

Ayer quizá traicionamos nuestros sueños…

…  y ya la piel que compartimos apenas si me toca. Pero aquí siguo. Habrá, sin duda, un mañana; jamás, un mañana sin dudas; ninguna obligación, ya solo la alegría y si dolor, la pena. Ninguna obligación, ni de estar vivos.

Anuncios

El fracaso de los políticos actuales se debe a que se han desentendido de los asuntos del alma: de la moral popular, del arte y de la cultura.

Se han convertido en meros administradores de los asuntos públicos. Se le puede pedir a un gestor que sea eficaz pero no que sea honrado. Un gestor es parte de una máquina (la máquina burocrática) y, por lo tanto, máquina él mismo, y las máquinas no tienen alma.

La revolución no está relacionada con la ideología, como la mayoría piensa, sino con el cuerpo, con los sentimientos y la emoción

La revolución no está relacionada con la ideología, como la mayoría piensa, sino con el cuerpo, con los sentimientos y la emoción, patrimonios del pueblo y sus artistas. Las ideas son siempre secundarias, pero los políticos, generalmente, piensan que ellos y sus ideas son fundamentales, cuando en realidad solo son una manifestación más bien periférica de la cultura y el arte. Por esto, los políticos nunca han dirigido (creado) una revolución auténtica.

No lo que se dice sino lo que nadie dice y todo el mundo sabe, eso es lo que importa.

Los que de alguna manera se benefician del hecho de no decirse algo nos quieren hacer creer que ese algo, por el hecho de no nombrarse, no existe; creando, así, el gran simulacro de la verdad que todos compartimos: el poder, el contrapoder… y todo lo que sabemos que no se dice. Si fuéramos capaces de vivir según lo que no se dice, de manera radical, definitiva, la revolución no sería solo una idea.

Muchos, o al menos algunos, de los que se manifiestan en contra de las diferencias de clase no están dispuestos a renunciar

Muchos, o al menos algunos, de los que se manifiestan en contra de las diferencias de clase no están dispuestos a renunciar a la diferencia de estatus, ni de rangos que otorgan privilegios sociales, institucionales, en función no de las obras sino de méritos subsidiarios. ¿Cómo vamos a creer que ellos son el futuro? Es futuro será de todos o no será.

No hay manera de casar el arte y el dinero… el dinero no es más que esa pura y definitiva mierda

” No hay manera de casar el arte y el dinero, pues si el arte, citando a Bergson, implica “un innato interés localizado especialmente en el sentido de la conciencia”, el dinero implica un innato interés localizado especialmente en el sentido más bajo del cuerpo. O sea que el dinero no es más que esa pura y definitiva mierda que sirve de baremo para valorar el arte y literatura de mi tiempo, y está es precisamente la causa de mi ruina.”

Arturo de Alba-Uribe en Periferia o muerte