Poeta en red

(estos textos son parte del cuaderno de trabajo del escritor y, por tanto, se hallan en continua revisión)
__________________________________________________________

El poeta regresa a casa.

***

Para los artistas, para los escritores que trabajamos desde el enfoque de una cultura participativa y en red, Internet no es un medio de promoción de nuestra obra, como es para los artistas y escritores de medios tradicionales, ligados al antiguo modo de hacer y al mercado, sino que este es nuestro medio de producción y promoción artística y literaria. Lo que aquí publicamos no es un apéndice publicitario de nuestra obra, sino nuestra verdadera obra. Cada uno de nuestros posts, es más, cada uno de nuestros comentarios es parte de esa obra.

***

Aquí el lector es el rey. No me seas estúpido, tirano, y escucha. El poder está en tus manos. Escucha a tu corazón, no los  halagos que intentan venderte las sirenas de siempre.

***

Hay poetas que llegan a su mundo y se quedan

incluso mueren en él, por él

no hay más: su mundo es todo el mundo.

Mas, un poeta, cualquier poeta

(por ejemplo yo)

indaga en otros mundos

(por una escala

(de implicados infinitos)

hasta tocar lo oscuro)

y vuelve (manchado)

a su mundo)

de luz.

Por eso, amigos, perdonad

que no sea completamente claro

(hay tantos mundos en mi mundo)

y este mi desaliño

(que todo lo fusiona y mezcla)

y este traje ajironado de sombras que visto.

Que me perdonen la vida

(si pueden)

los puros, los bellos, los perfectos

pido.

***

La institucionalización mata la corriente de la vida. Comisiones, consejerías, ministerios que controlan lo incontrolable; exámenes, títulos, curriculum como chips implantados bajo tu piel, policías internos; papeleos, burocracias que aturden al ser humano todavía cabal y sencillo y clavan su puñal sobre el ciudadano convirtiéndolo en cadáver, número, súbdito pasivo. Sólo el arte y sus hacedores, los artistas, parecían contrarios a la momificación del hombre y el mundo. Parecían… Miren ustedes, ahora para ser reconocido como un creador, maestro navegante sobre el río de la vida, te exigirán curriculum, cuando no título (a la manera de los nobiliarios), méritos reconocidos y premios otorgados por las autoridades competentes. Antes bastaba con saber navegar.

Es tal la incultura y la ignorancia de nuestra época que ya nadie discriminará por sí mismo el valor de tus obras sino según la marca que el amo puso sobre tu piel.

***

Casi todos sabemos poco, excepto los presuntuosos.

***

Hoy me he quitado un gran peso de encima, un peso que me lastraba.

Vuelo alto como pajarito que quiere ser águila.

***

El poeta de las manos olvidadas encontró sus ojos.

Seguir leyendo Poeta en red

 

Un pensamiento en “Poeta en red

  1. Pingback: Día a día, mi nuevo libro en la Red: el regreso del poeta |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s